Qué es el Acero de Alto Carbono

Se cataloga en esta categoría a los aceros que tienen una composición de carbono superior al 0.60%. Algunos de los aceros que podemos encontrar en esta categoría son el SAE 1080 y el SAE 1095.

Características

La elevada composición de carbono aporta ciertas características, entre las que se destacan un alto mantenimiento del filo para las herramientas de corte, a la vez que aporta una gran resistencia al desgaste, la abrasión y la tracción.

Esta son algunas de las propiedades que se destacan para los de alto carbono:

  • Son extremadamente duros y resistentes
  • Son muy difíciles de cortar
  • Muy difíciles de doblar
  • Son muy difíciles de soldar
  • Aceptan muy bien el templado, tanto en aceite como en agua, lográndose con ello una mayor resistencia.

Para qué se usan los aceros de alto carbono

Tienen varias aplicaciones, pero las más notorias son las siguientes:

  • Creación de herramientas para corte y perforación, las que requieren de su gran dureza, como pueden ser hojas de sierra, mechas de taladro, cuchillos, pinzas y tenazas.
  • Fabricación de elementos elásticos, como resortes, muelles y flejes.
  • También se usan para crear discos y rejas de arados.