Acero de Bajo Carbono

¿Qué es el acero de bajo carbono?

Dentro de la categoría de aceros al carbono, este es un acero con un bajo porcentaje en su composición de carbono. De acuerdo a lo definido por la SAE (Society of Automotive Engineers),  los aceros de muy bajo y bajo carbono son los que están compuestos por dicho elemento en una proporción que va hasta el 0.3%.  Eso incluiría a los aceros con códigos SAE hasta el 1030.

Aquí tienes nuestro artículo explicando la nomenclatura de los aceros al carbono según SAE.

Todos esos rangos tienen un bajo contenido de Carbono. Recordemos que en esta nomenclatura de la SAE, los últimos 2 dígitos del código corresponden al porcentaje aproximado de Carbono que contiene el acero (hay que dividir ese número por 100).

ejemplo nomenclatura SAE

¿Qué es el «Acero dulce»?

«Acero dulce» es una forma de llamar a este tipo de aceros de bajo carbono. De hecho, los aceros de muy bajo carbono, con contenidos de carbono inferiores al 0.15%, son llamados «Aceros muy dulces«.

¿Qué usos se le da a este tipo de aceros?

Considerando que tienen poco contenido de carbono, eso hace que sean relativamente blandos si los comparamos con otros aceros. Por esa razón no son tan resistentes, aunque sí son los más maleables, ofreciendo mayor facilidad a la hora de cortarlos o soldarlos.

Por estas razones, la aplicación de estos aceros se enfoca mayormente en la fabricación de clavos, remaches, bulones, y piezas que por lo general no sean un componente crítico dentro de la maquinaria que componen. Esto es así justamente porque serán piezas que podrían romperse más fácilmente que si se tratara de aceros más resistentes.

clavos de acero

También es el material que se utiliza en la fabricación de automóviles, debido a que son ideales para la absorción de los impactos en casos de choque gracias a que son relativamente blandos.

acero de bajo carbono en automoviles

Los electrodos que se utilizan para realizar soldaduras también están fabricados con acero de bajo carbono.

electrodos para soldadura