Qué es el Acero de Medio Carbono

Entran en esta categoría aquellos aceros que están compuestos por carbono en una proporción que va desde 0.31% al 0.60%.

Estarían incluidos en esta categoría los aceros identificados con los códigos SAE desde el 1029 al 1053.

Hay que tener en cuenta que, si bien según la notación SAE para los códigos que identifican los aceros los dos últimos dígitos corresponderían al porcentaje de carbono que lo compone, ese porcentaje es aproximado. Esto hace que se torne algo ambigua la definición de pertenencia para los aceros que se encuentran en los límites inferior y superior de la categoría.

Por ejemplo, es el caso del 1029, que por definición está compuesto por un máximo de 0.31% de carbono. Para esta categoría de aceros de medio carbono sólo estarían incluidas las variaciones de acero 1029 que tengan 0.31% de carbono, mientras que las de inferior composición entrarían a la categoría de bajo carbono.

Propiedades del acero de medio carbono

Al contener una proporción más elevada de carbono, este tipo de acero es más fuerte que los aceros de bajo carbono.

Una de las desventajas de esta categoría es que se deberá tener ciertas precauciones a la hora de realizar soldaduras, cosa que no pasaba con los aceros de bajo carbono.

Estos materiales logran una mejor maquinabilidad que los de la categoría anterior, gracias a su reducción en la ductilidad.

Aplicaciones del acero de medio carbono

Por lo general se utiliza para la fabricación de cables y alambres con excelentes resultados.

cable de acero

También es el tipo de acero que se utiliza para la creación de vías de ferrocarril.

vias de tren

Asimismo, los engranajes que se usan en diversas maquinarias también están hechos con algún tipo de acero de medio carbono.

engranajes