Nomenclatura para aceros al carbono

Denominación de los aceros llamados «al carbono»

 

De acuerdo al sistema SAE – AISI, los aceros se identifiquen por un código de cuatro dígitos (y en casos excepcionales, hasta cinco).

El primer dígito

De estos dígitos, el primero corresponde al o los elementos principales de acuerdo a esta tabla:

El segundo dígito

El segundo dígito indica si se ha hecho alguna modificación a la aleación principal.

Así, si el código fuera del tipo 10XX, estaríamos frente a un acero compuesto por carbono únicamente, ya que el primer dígito es un «1», y el segundo es un «0«.

Si el código hubiera sido del tipo 12XX, se trataría de una aleación de carbono y níquel (puesto que el «2» se corresponde con dicho elemento).

Cuando el segundo dígito es también un «1«, es decir, cuando es un código del tipo 11XX, significa que se trata de un acero al que se le ha añadido azufre para aumentar su maquinabilidad.[1]

Los dos últimos dígitos indican el porcentaje en que el carbono está presente (es necesario dividir dicho número entre 100). Por ejemplo, si se tratara del código 1220, significaría que es una aleación de níquel, en la que el carbono está presente en aproximadamente un 0.20%.

ejemplo nomenclatura SAE

Como dijimos, en algunos casos se hace necesario incluir un quinto dígito al código. Ese sería el caso de este ejemplo: 71660, donde el componente principal de la aleación es el tungsteno (7), que está presente en un 16% aproximadamente, mientras que nos indica que el carbono está presente en un 0.60%.

 

 


[1] La «maquinabilidad» de un material habla de la facilidad con la que dicho material puede cortarse. Por lo general, en la medida en que los aceros se van haciendo más duros, su maquinabilidad se reduce, es decir, se hace cada vez más difícil cortarlos.